viernes, 28 de marzo de 2008

Montañas rusas


Siempre se ha dicho que las mujeres somos más inestables que los hombres. Es algo que nunca he puesto en duda, y siempre pensé que se debía a que ellos son más conformistas, mientras que nosotras tendemos más al perfeccionismo en los detalles, y nunca es suficiente, siempre se puede mejorar un poquito más la relación. Pero como no me aclaraba, he estado auto-estudiándome unos meses para analizar mi comportamiento a fondo. El resultado, me doy cuenta de que a lo largo del mes (entenderemos por mes, el mes de la mujer) tengo 2 semanas en las que soy feliz con mi vida, con mi pareja, con mi casa, con mis animales y con todo lo que me rodea. Me siento que estoy donde debo estar, me apetece casarme y formar una familia. Pero a continuación, paso a las siguientes dos semanas, y es aquí cuando todo se desmadra. En estos temidos días lo único que quiero es cambiar de vida, irme de viaje con amigas, salir por las noches, retomar el contacto con algunos amigos que dejé en el pasado, y me entra la clásica angustia del tipo "creo que me he equivocado de vida, esto no va a funcionar, se me está pasando el tiempo y quiero hacer muchas cosas...", son en estas semanas cuando surge la necesidad imperiosa de dedicarme en cuerpo y alma a la play, el punto de cruz o la lectura profunda. Es una forma de aguantar el chaparrón y no hacer locuras, porque en el fondo, por mucho que clame tu fuero interno que necesita libertad, aún te queda un atisbo de sensatez que te susurra que es pasajero, que te quedes donde estás o te arrepentirás. Y es que al principio, con tu pareja, todo va bien, estas 2 semanas se viven apasionadamente, pero a medida que la relación se vuelve más estable, con más confianza y más amor, pues parece que esa pasión que sientes está más dispersa, abarca más de lo que te gustaría. Como alguno pensará que esto sólo son excusas femeninas para no aceptar que somos tal o cual, pego un fragmento con el que espero que muchos hombres entiendan mejor a sus novias:

CALENDARIO SEXUAL FEMENINO:
  • Del día 1 al 7: hay deseo sexual, pero el bajo nivel de estrógenos puede producir problemas de lubricación. En esos casos no son los mejores días para el sexo.
  • Del 8 al 14: días plenos, los más aptos para la vida sexual y en los que se dan los mejores orgasmos del mes. Aumenta la secreción vaginal. El momento de mayor excitación suele ser dos días antes de la ovulación: el organismo de la mujer responde así al principio de la reproducción de la especie.
  • Del 15 al 21: meseta. Pasó la gran euforia sexual, pero los niveles de progesterona están altos y provocan sensaciones de felicidad y optimismo. Pueden ser días muy interesantes.
  • Del 22 al 28: la progesterona alcanza su nivel máximo, lo cual indica la llegada del síndrome premenstrual (PMS), que a veces trae síntomas molestos. Días antes de menstruar, suele haber una disminución del apetito sexual, que se vuelve a recuperar apenas iniciado el ciclo, cuando se estabilizan los niveles de estrógeno.

¡Qué difícil es vivir en esta montaña rusa! Es agotador ser mujer.

4 comentarios:

Juanma dijo...

No si ya sabia yo que tantas hormonas liadas no podía ser nada bueno!. Que si progesterona por aquí que si estrógenos por allá. Con lo bien que se está teniendo una sola, como nuestra querida testosterona.

Está demostrado que las vueltas de olla están en proporción directa con el lío de hormonas (un día de estos me pongo a sacar la ecuación y la pongo en mi blog :P)

Katia dijo...

"aguantar el chaparrón y no hacer locuras"...pero que mieeeeeeerda es esta!!! quiere eso decir que vives conteniendote y no haces en realidad lo que quieres??...me estas diciendo que vives como la gente quiere que vivas y no como tú quisieras??...

Maria dijo...

Me siento totalmente identificada con lo que cuentas, Sophia. A mi me pasa lo mismo pero en vez de por semanas me pasa por dias!! Un dia pienso que no me puedo quejar, que todo esta mu bien como esta y a otro cambiaria un monton de cosas. De hecho voy a tirarme a la piscina y voy a intentar cambiar algo que llevo tiempo dandole vueltas.. y espero que me vaya bien. Aunque ya digo que hay dias que pienso en quedarme como estoy. Realmente es agotador ser mujer!

gu dijo...

La vida es una Tómbola...
Mirame a mi, con los 30 cumplidos y soltero de larga duración, y pa esto no hay ayudas en el INEM XD

Y tu me ves preocupado por eso? Algo solillo na mas :(
Pero para eso están los amigos... y el porno... y las juergas... (y más cosas y no en ese orden)