lunes, 10 de marzo de 2008

La familia crece


Como muchos ya sabéis, hace poco menos de 2 semanas adoptamos a un nuevo miembro, un pequeño perro atropellado. ¡Y qué cosa más linda! Parece una mezcla entre mi perra y el perro de mi madre, está muy delgadito (pero le estoy cebando, que esas costillas marcadas no pueden ser buenas) y es bastante miedoso. Poco a poco empieza a soltarse por la casa, y ya se va animando. Le hemos llamado Gódel. Esto ha sido cosa de mi novio, que es un poco friki y le ha puesto el nombre de un matemático, o de un algoritmo, o de unos números, no se, no me ha quedado claro. Yo quería llamarle 'Canelo', pero no ha triunfado. A mi madre casi le da un infarto cuando le dije lo de canelo, me dijo que era como llamarle tonto por aquello de la expresión 'hacer el canelo', que dicho sea de paso, yo nunca la he escuchado, ¡¡no es de mi generación!! Pero claro, ya mi ilusión se evaporó y finalmente le dije a Fran que le pusiese un nombre bonito. Y este ha sido el resultado... no haré comentarios.

El caso es que no tenía ninguna intención de adoptar un nuevo perro, que ya bastante tengo con mi perra Chu y mi gato gordo y enorme. Además, mi Chu cumple 12 años en mayo, y mi intención es que pasase estos años de vejez tranquilita en casa, recibiendo ella el 50% de los mimos que se reparten. Pero claro, estas cosas (al menos en mi caso) no se programan, sino que aparecen delante mía y tengo que decidir... que es lo que me pasó con mi gato y lo que me ha pasado con Gódel. Un pobre perrito, atropellado, abandonado a su suerte, herido... ¡si es que no puedo resistirlo! Así que hala, veterinario y para casa. A mi perra por poco le da un soponcio, y como si no tuviese suficiente con vernos a mi novio y a mí haciéndole cariños a ese desconocido sucio y pulgoso, tiene que aguantar también que la persiga por la casa para jugar, y que en los paseos se le cruce por delante todo el rato. Mi gato, en cambio, se lo pasa de maravilla con su nuevo hermano. Le persigue, le muerde las patas, le tira la zarpa (cariñosamente, no hay malicia) y se restriega contra él con mucho amor. Parece que por ahí la cosa va bien.

Nos queda mucho camino por delante a Fran y a mí. Es casi un cachorro (nos han dicho que tiene un año y medio, aunque a mí me parece menos) y no está acostumbrado a estar en una casa, además de que le tenemos que tener en reposo durante un mes para que se cure bien. No está acostumbrado a salir a pasear, se queda mirando los árboles y mirándonos a nosotros, como diciendo 'si, vale, un árbol, ya lo veo, ¿y qué quieres que haga con él?', aún no sabe lo que significa NO y hay que andar con mucho cuidado con dejar comida a su alcance, no responde por su nombre, pero bueno, todo esto con tiempo y paciencia lo iremos solventando.

Ahora cuando le veo, me parece un encanto de cachorro, se pone muy contento cuando llegamos a casa, y se queda llorando cuando nos vamos (espero que no llore mucho o mis vecinos me estrangularán), pero aún no siento el amor profundo que siento por mis otros dos niños. Hay gente que se piensa que metes un animal en casa y listo, ya le quieres y le adoras, pero no, es igual que conocer a una persona, tienes que ir descubriendo su personalidad poco a poco, conociéndole, y es entonces cuando entra en tu corazón y ya no sale. Nosotros estamos en esa etapa, en la de conocerle, y él debe estar igual con nosotros, pero no dudo en que al final será uno más en casa, espero que no sea un cabroncete! jajaja.

¡Saludos perrunos a todos!

8 comentarios:

Katia dijo...

Ay! qué penita...esta muy canijo...Pero no importa conociendote dentro de nada estará que se caga la perra!! jajajaja.
Estoy deseando conocerlo para ver si este tambien se pone histerico cuando le pego los grititos tipicos mios.

Io dijo...

Espero que Godel "el godeliano" te aporte tanta felicidad como tus otros animales, y no dudo de que será así. Los animales recogidos de la calle crean un vínculo de cariño especial con la familia que les acoge. Verás dentro de un año lo guapo y lo sonriente que sale en la foto.

Arthur dijo...

¡Mucha suerte con el cachorro! Seguro que él ya sabe la suerte que ha tenido con sus nuevos dueños y hogar.

Jenny dijo...

Suerte con tu nuevo perro, se ve delgadito pero es muy bonito.

Saludos.

gu dijo...

Por lo menos Chu no estará solita en casa cuando os vayais a pringar, digooo a currar XD

Pronto será un perro fiel... al plato de comida XD
Ah, que no es un gato! Entonces será fiel de verdad XD

angeladini dijo...

La mia también ha crecido http://flickr.com/photos/angeladini/2338701653/
¿que te parece?

El_Sonriente dijo...

Y tu familia crece . felicidades, esta muy bonito aunque un poco flaco tu nuevo miembro de la familia, pero si pones otra foto de el en 5 meses estoy seguro que se vera bien gordo XD.

Saludos.

Sophia dijo...

¡¡Gracias a todos por los ánimos!!

Gódel está fenomenal, es super gracioso y muy alegre. La verdad es que es un puntazo, nos partimos de risa con él en casa. AngelaDini, a ver si conozco ya de una vez a Lua y nos vamos las dos juntas al parque a pasearlo. Dos mujeres y 4 perros, ¡nos vamos a dar de tortas por ver quién es el líder! :D

Ah, y ya no está tan canijo, poquito a poco va cogiendo peso.