viernes, 16 de febrero de 2007

Generación del Reggaeton

El sábado por la noche salí con mis amigas, que ya tocaba. Después de unas copas, muchas risas y ganas de bailar, decidimos olvidar que ya estamos más cerca de los 30 que de los 20 y entramos en una pequeña discoteca en la que la media supera por poco la mayoría de edad. ¡Cómo han cambiado los tiempos! Me sentí en un nuevo mundo, el mundo del reggaeton, las mini-minifaldas de cebra, los piercing y los tatuajes. Chicas hiper delgadas moviéndose a ritmo pausado y chicos con 10 kilos de oro encima debieron pensar que me había dado un ataque de epilepsia cuando me puse a bailar una canción de Shakira. Una clásica pelea al fondo del bar, para darle un poco de emoción a la noche. Y mucho móvil en el ambiente. También tuve una sensación de hostilidad que no había percibido antes, como si te fuesen a pegar un tortazo por empujar a alguien sin querer.
Esto me hace reflexionar sobre si realmente me estaré volviendo mayor y por eso me quejo tanto. Aún resuenan en mis oídos tantas críticas de mis familiares, padres de amigas y demás, contándome, hace tan solo 10 años, que mi generación se estaba echando a perder, que no tenemos modales y que antes las cosas iban mejor. ¡Y yo miro la nueva generación del reggaeton y me siento la persona más culta del mundo! Vale, no sabré que cuadros pintó Goya, pero al menos sé que es un pintor, ¡no una calle! Fíjate si tengo buena educación que hasta utilizo la 'Q' y la 'H' cuando escribo, incluso pongo tildes de vez en cuando. Claro que en eso tuvo que influir que nunca se me ocurrió pegarle un guantazo a un profesor, porque como levantase la voz más de lo debido me tocaba quedarme una horita de más en el colegio, y de regalo una colleja. Alguna vez soñé con prenderle fuego a su coche (¿y quien no?), pero tenia claro donde estaban los límites, mientras que hoy día el límite esta en la comisaría. ¿En que momento cambió todo tanto? ¿Habrá sido el móvil maligno el causante de todo? ¿Llevará mensajes subliminares el reggaeton? ¿Utilizarán los piercing alguna sustancia sospechosa? ¿Habrán adulterado las piruletas? Quién sabe, pero la realidad es que cada día me da mas miedo tener hijos. ¿Me llevaré bien con ellos? ¿Entenderé el significado de las tarjetas del día de la madre ('Má T kIeO mUxO,tE vIa InViTa A sEnÁ kUaNdO kErAs Y aLuEgO a JiNkArNo Un GüIjKiSiTo,Va AbEr K nO lo aMo A pAsÁ k T cAgA pO lA pAtA aBaJo’)?. Os lo contaré dentro de unos cuantos años, mientras tanto creo que intentaré ponerme al día con esta nueva cultura, aunque lo veo todo muy difícil, ¿cómo puedo olvidar todo lo que aprendí en tanto tiempo sobre educación y respeto?
Como diría mi amiga Rose, “¿A donde vamos a ir a parar?”

13 comentarios:

Fran dijo...

Estoy totalmente deacuerdo. Solo hay que ver como se comportan ahora , no quiero ni imaginarme como seran dentro de unos años.
Siempre podemos tener esperanza y que la moda dentro de muchos años sea volver a ser como eramos nosotros ;)

Blanche dijo...

Yo creo lo mismo que tú , pero esos por lo menos tienen edad para entrar en discotecas , lo malo es lo que hacen ahora los niños/as de 14 o 15 años borrachos/as y drogados/as a las tantas de la mañana , cuando nosotras a su edas sólo pesábamos en jugar a las muñecas.

Kurilia dijo...

No seais mojigatos.
Esto viene pasando desde el principio de los principios de los tiempos.
Cada generación "molesta" a la anterior por su desparpajo y sus ideas diferentes, innovadoras, revolucionarias.
Preguntar a vuestros abuelos, si, vuestros abuelos, cuando se rebelaban contra el sistema igual o más que ahora.
Sólo que el sistema antes era más rígido, menos complaciente, pero la rebelión era la misma.
Luego vinieron los Hippies, los Punk, Los Heavy y muchos más, cada cual peor que el anterior.
Tengo cantidad de amigos Hippies que ahora, una vez olvidado su espíritu rebelde y acomodados al sistema, se echan las manos a la cabeza al ver lo que hacen sus hijos, por no decir ya, sus nietos.
No recuerdan nada de su espíritu y, lo que es peor, es como si renegaran de él.
¡Qué triste que siendo tan jóvenes os esté empezando a pasar lo mismo!.
Espero no haber olvidado mi espíritu ni aunque llegue a los 90.

Mari dijo...

A lo que ha dicho kurilia: AMEN!! Es cierto, cada generación busca su identidad propia, algo que los defina como diferentes, rebeldes sin causa, es lo que buscamos a esa edad. Lo que os hace viejas, queridas chicas de oro, es ver como MALA la forma de divertirse de los nuevos canis. Hay que abrirse y adaptarse, algo tiene que tener de bueno escuchar esa musica siempre repetitiva, con letras compuestas por pervertidos salidos y llevar ese look de putilla no? :D

Io dijo...

Totalmente de acuerdo. Yo creo que es un problema de educación que se genera en la más tierna infancia. Es alarmante el porcentaje de niños que escuchan su primer NO en el colegio, porque los padres han sido incapaces de asumir esa responsabilidad y enfrentarse a una rabieta. Hemos pasado de las bofetadas sonoras y las broncas vociferantes a la indiferencia y la aceptación de la indisciplina del niño, ya que ahora parece que esté mal visto llamarle la atención en el banco o en el supermercado. No hemos encontrado un término medio. Y así es como los mandamos al colegio, hechos unos salvajes. Si no sabemos inculcarles un mínimo de respeto hacia sus maestros mejor que no tengamos más hijos, que violencia y agresividad ya tenemos bastante en el mundo.

Sophia dijo...

No creo que esto suceda desde el principio de los tiempos. Es cierto que siempre ha habido rebeldes en todas las generaciones, desde que mis abuelos eran niños hasta el dia de hoy, pero la gran diferencia es que en tiempos de mis abuelos, de mis padres y en los mios propios, no faltábamos al respeto de forma tan alarmante a los profesores, por ejemplo, ni la emprendíamos a patadas con ellos, ni apuñalábamos a un compañero de clase. No soy mojigata, siempre he sido rebelde, pero incluso dentro de la rebeldía, la propia persona sabe qué limites puede rebasar y cuales no. Todos nos hemos saltado clases, nos hemos ido de juerga y nos hemos pasado un montón con las copas de vez en cuando (que nos quiten lo bailao), pero no creo que eso sea comparable a las salvajadas que se hacen hoy dia
por norma general. No puedo imaginar la cara que habría puesto sin con 13 años me hubiesen mandado un video al móvil en el que apalean a un conocido mio...

Kurilia dijo...

A ver. Estamos mezclando dos cosas diferentes.
En mi época de botellón también había cuchilladas en las esquinas y peleas de borrachos y algún que otro alumno que se pasaba con sus profes o con sus compis. Quizá no tanto como ahora, o quizá en aquella época no lo anunciaban a bombo y platillo en todos los medios de comunicación como ahora, pero haberlos, habíalos.
El tema es, querida Sophia, que me estas equiparando la movida noctura, joven y reaggetona con la violencia generalizada. Y eso, creo que no es así. Conozco jóvenes que pertenecen a esta generación, salen a bailar, a beber, a divertirse y cuando pueden buscan un trabajo por horas para pagarse la tarjeta del móvil y estudian más o menos. Como yo cuando tenía su edad.
Lo malo de todo esto es que lo que se oye en los medios de comunicación sólo es lo malo, pero tengo la firme creencia de que las personas nacemos inteligentes, nuestra educación influye en nosotros, pero nacemos con un mínimo de sentido común, que con el tiempo y la experiencia se va desarrollando y por eso es por lo que nos vamos acomodando al sistema, y sintiendo que perdemos la sintonía de las nuevas generaciones.
Yo también hacía salvajadas, según mis nobles progenitores, cosas que para mi eran naturales porque las hacía todo el mundo.
Quiero creer que la mayor parte de esta generación reaggetona son jóvenes en proceso de formación, que más tarde o más temprano se cansarán de hacer el ganso, como me cansé yo, y empezarán a funcionar como adultos para despotricar convenientemente de la siguiente generación. Ley de Vida.

Rose dijo...

Yo lo he vivído, además, esa misma noche. La amenazante niña con el short de zebra, los accesorios al más estilo M.A., y todo lo que se cuenta es cierto, doy fe.

Aunque más que sentirme vieja, me sentí como trasladada,no se si me entendeis ¿habeis visto regreso al futuro?, pues más o menos, no solo mis medias de lunares o mi camisa recatada no pegaban ni con cola, ni siquiera mi forma de hablar, y ni mucho menos nuestro baile a lo Shakira, jajajaja, vaya pandillita salida de tono a las seis de la mañana metida en un garito con tal de beber unas copillas y pasarlo bien, al final a casita, con un puntito alegre y a la camita, que es donde mejor se duerme la resaca

gu dijo...

Los nazis hicieron bien en crear cientos de metodos de exterminio en masa... así existe un método efectivo para acabar con la generación del "riguitón"

El problema es el cine?? Yo vi pelis de miedo, rambo, etc...
El problema son los videojuegos? Mas macabro que el Viernes 13 para C64, en el que tenias que ir aporreando a tus amigos para ver quien era Jason...

El problema, claro está, son los padres, que consienten y permiten primero y luego agachan la cabeza, cobardes e impotentes.

Como cantan Def Con Dos, "Basta de naciemientos, vasectomia solidaria por decreto [...] Para que tienen hijos los irresponsables"
etc, etc

Io dijo...

Pues si, Gu, deberíamos hacer una parada biológica, al menos para reflexionar durante un tiempo sobre maternidades, paternidades y resposabilidades varias. Que nadie piense que está haciendo una buena obra al traer un hijo al mundo (salvo yo, que traje una hija que ya me lo agradeceréis algún día). La maternidad/paternidad es un acto de egoismo para satisfacer una necesidad personal y si se hace hay que tener en cuenta que después del parto hay del orden de 25 años en los que no puedes ignorar a esa cosa que no para de crecer y de hacer preguntas, y matarte con ella cuando haga falta.

gu dijo...

Mi cosa no para de crecer, pero por suerte no hace preguntas ;) De lo contrario me asustaría XD

Sis, si q has traido a una hija fantástica.

Anónimo dijo...

Buenas,me pase por esta web y no pude evitar ver estas conversaciones,bueno yo soy un joven de 17 años,salgo con la gente normal,pero visto de ancho,de hecho salgo a la calle siempre con un miedo en el cuerpo por las bandas de estos chavales,que tan gays se creen por llevar oros y chicas al lado,bua eso les hace reyes,en su vida solo hay zapatillas Nike Tn con muelles,oros y su droga.
Pero el único remedio que hay contra ellos es mantenerse lejos y evitarlos.

Sophia dijo...

Hola anónimo amigo! La verdad es que da un poco de miedo, porque hay cada elemento suelto en la calle... los peores son los que van 10 juntos. Como tú bien dices, lo mejor es cruzar la calle. De todas formas, tal vez no sea para tanto. El boom de internet y de las cámaras en el móvil hace que cosas que antes pasaban desapercibidas ahora estén en los telediarios, y puede darnos la sensación de que está todo el mundo loco, pero quizás siempre ha sido así y ahora nos estemos dando cuenta...

Muchas gracias por tu visita y tu comentario! :D