miércoles, 5 de diciembre de 2007

Época de regalos


¡Ya se acerca la Navidad! Qué tendrán estas fechas, que todos estamos más felices. Aún quedan tres semanas enteritas, y ya se nota en el ambiente la ilusión, la gente está más hiperactiva y con más ganas de reirse. En el trabajo ya nos hemos repartido las papeletas del amigo invisible, y estamos planeando la comida de empresa. Adoro las luces que iluminan los rincones de la ciudad, los villancicos y los Christmas. ¡Me encantan estas fechas! Y eso que son estrés en estado puro: que si los regalos, que si los langostinos, dónde pasaremos el fin de año, qué me pondré, ... hay que hacer muchas cosas en muy poco tiempo.

Para mí lo más difícil es el tema de los regalos. Entre familia, novio, amigos y suegra no doy a basto, mi cerebro se queda sin ideas, pero al final todos los años consigo salir victoriosa, espero que este no año no sea la excepción que confirma la regla, aunque por si acaso esta vez he decidido no dejar las compras para la última semana. Ya tengo el congelador lleno de ricos carabineros (el precio mejor lo dejamos para otro día), langostinos y un buey de mar, y dos botellas de vino en la despensa. Regalos aún ninguno, pero aprovecharé el puente.

Lo único que tengo claro a día de hoy es lo que le voy a regalar a mi novio, pero es que me lo ha puesto demasiado fácil. Me mandó un correo el otro día tal que así:

"Esta es la tarjeta de sonido que quiero, CREATIVE Sound Blaster X-Fi Xtreme Gamer. Tiene que se este modelo, porque las otras son mucho mas caras, o no tienen lo que quiero. Si tienes pensado algún otro regalo, házmelo si quieres, que seguro que me hará muchísima ilusión".

¿Pero es que ya no hay cabida a las sorpresas? ¿no es más mágico mirar ese paquete con su papel de colores, y no saber lo que tiene entro? ¡Claro que tenía pensado algún otro regalo! Pero ahora cualquiera se lo hace. Bueno, no todos entendemos los regalos de la misma forma, así que al final trataré de hacerle felíz, que es de lo que se trata, si tengo que regalarle la cosa esa para el pc, que así sea. Lo que pasa es que en general mi novio es mal receptor. No es la primera vez que he estado un mes entero buscando ese detalle ideal de la muerte que le iba a hacer caer rendido a mis pies, soñando cada noche con la cara que pondría cuando lo abriese, y me he quedado como si me hubiesen echado un jarro de agua fría. Y no es que no le gusten las cosas que le busco, es que tiene una primera reacción muy mala.

Es algo parecido a lo que me sucede con mi amiga Maria José, que también se las trae. Hace un par de años, por ejemplo, le compré para el trabajo unos muñequitos navideños que me parecieron muy graciosos. Un osito blanco con alitas y otro animalito que no recuerdo lo que era, pero si le apretabas se ponía a cantar villancicos. Los tuve en casa dos semanas, escondiéndolos cada vez que ella venía para que no los viese, esperando el momento perfecto para sorprenderla. Y cuando por fín llegó el día, se los puse en su ordenador y me quedé esperando que llegase, a ver qué cara se le quedaba. Y no fué como yo había imaginado. Se puso muy seria, mirándome fijamente y me dijo: "¿Qué es esto?" Y yo, con mi sonrisita. "¡Es para tí, sorpresa!". Bueno, pues como si le hubiese regalado una cucaracha muerta, empezó a mirar a todos lados mientras me decía: "Qué cosa más fea, que horterada, cualquiera que lo vea qué va a pensar de mí", y ya cuando apreté uno de los muñequitos y empezó a cantar villancicos, lo metió en la cajonera y lo tapó con varios papeles. Después lanzó el osito con alitas a la otra punta de la sala y se lo regaló a otro compañero. Estuve traumatizada durante semanas, y siempre que tengo ocasión se lo echo en cara. Pero esta característica de mi Mari es una de tantas que la hacen especial y diferente, he aprendido a aceptarlo y cada regalo que le tengo que hacer es un reto. Por su parte, ella practica caras de ilusión en el espejo, igual que mi novio. Vaya dos, ¿será cosa de los Aries? ¿O será que en estas épocas sale a relucir la niña que hay en mí? En cualquier caso, serán unas semanas apasionantes llenas de buenos propósitos.

¡Suerte a todos con las compras!

5 comentarios:

Sarinai dijo...

Jeee, je, je. Pobre osito con alas, al final voló.
Yo te comprendo, a mi mi novio me ha dado una carta a los reyes, una lista de regalos, pa que elija vamos.
A mi me pasa lo mismo que a ti, estoy un mes pensando en el regalo perfecto para quien sea y luego o me lo cambian, o me regalan una mierda pinchada en un palo, o no me regalan nada.

Pasa unas felices fiestas vale?

P.D: Que envidia me dan tus carabineros, pero no el precio...

Sarinai dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jacobo dijo...

A ver, me ha sorprendido esta anotación en el post:
¿Pero es que ya no hay cabida a las sorpresas? ¿no es más mágico mirar ese paquete con su papel de colores, y no saber lo que tiene entro? ¡Claro que tenía pensado algún otro regalo! Pero ahora cualquiera se lo hace.
Lo dice alguien cuya frase ha sido 'O me regalas este año la puta alfombra o te dejo'
Jajajajajajaja... no te pongas tan bieeeen puestaaaaaaaaaaaaaa!!!!!
Y hablando de amigo invisible, si te he tocado, puedes pasarte por aqui
y pedirme una commission de los personajes de body bags, total dos personajes, son solo 250$, al cambio unos 200 €... vale, vale, que hemos quedado como máximo en 10€, pero tu me quieres mucho como amiguito y no te importará asumir la diferencia, verdad? :P

Sophia dijo...

Jajajajajajaja, ahí me has pillao!!!

Jacobo, le transmitiré esta valiosa información a tu amigo invisible, no sé hasta qué punto te querrá pero bueno, yo lo intentaré!

ζυςιfεя ψΨψ dijo...

Jacobo, di que sí, que con tal de no oir la cantinela todos los días de la alfombrita de marras, yo incluso pensé en hacer una colecta entre todos los 'sufridores' compañeros, que nos salía más barato que las cajas de Gelocatil