lunes, 10 de septiembre de 2007

Sangre de mujer

Es la primera vez que escribo sobre un artículo de otro blog, no porque no me gusten o porque no lea nada, pero no puedo dejar de hacer una pequeña mención al siguiente. Acabo de pasarme por el blog de Io, y me ha llamado muchísimo la atención un artículo que ha redactado sobre la violencia hacia las mujeres. A veces olvidamos dar gracias al cielo por vivir una vida normal, al menos en mi caso, pero ciertamente estas cosas me hacen recapacitar sobre la suerte que tengo en la vida. Os recomiendo su lectura:

http://reflexionesmediterraneas.blogspot.com/2007/08/sangre-de-mujer.html

3 comentarios:

elsacelsius dijo...

Hola
Os dejo un regalo: tenéis que recoger vuestro premio en esta dirección.
http://elsacelsius.blogspot.com/

Maria dijo...

Me ha gustado mucho el articulo de Io. Expresa el problema del maltrato de forma muy real y transmite el sentimiento de lo que sufren (por desgracia) muchas mujeres a diario. A pesar de que se esta empezando a hablar del tema de forma abierta, me sorprende que no se tomen las medidas legales adecuadas cuando esta en juego la vida de una persona..

gu dijo...

Las medidas legales no sirven de mucho en la mayoría de los casos.

En otros casos la víctima tiene dependencia económica del verdugo y es más complicado aún salir adelante.

Y digo yo que con la libertad de elección que hay hoy día, que no te casan tus padres, sino que cada cual elige su pareja, en que uno/a puede divociarse y construir otra vida...

Por "suerte" hoy día el maltrato por norma general está mal visto, ya no hay tanta indiferencia ante el machismo ese de "las mujeres son como las baldosas: si las agarras bien las puedes pisar cuanto quieras" y otras "brillanteces" por el estilo de las mentes enfermas.

Y como dar la muerte no es ni un derecho ni un privilegio para nadie (no recuerdo la frase de Gandalf cuando deja libre a Gollum), que menos que encerrarlos con presos violentos, que les dejen el cerete como un bebedero de patos y si despues de uno o dos años conserva la mala hostia, se le castra como a un gato y que se le bajen los humos...