lunes, 9 de abril de 2007

Dos caminos


A veces la vida nos sorprende. Puedes tener clarísimo el rumbo que lleva tu destino, y de repente que todo de un giro de 180º. Cosas inesperadas, una simple llamada telefónica que puede cambiar todo por completo. Y ahí estoy yo, en una encrucijada. Teniendo mi vida semi-resuelta, suena mi móvil. Pensando que sabía lo que quería, me veo dándole vueltas a la cabeza a velocidad de infarto. ¡En tan sólo 2 días tengo que decidir mi futuro! Impone mucho.. Siempre se dice eso de que nunca sabes lo que te va a tocar (esa gran sabiduría de Forrest Gump y sus bombones), y no acabas de creértelo hasta que te sucede a tí. ¡Ay, que miedo tengo! Sólo tengo que decir "si" o "no", parece tan sencillo, y sin embargo es muy difícil, se me vienen tantas cosas a la cabeza.. ¿cuál es el camino a seguir? ¿tomaré la decisión correcta? ¿y si meto la pata? Quien nada arriesga, nada pierde.. pero tampoco gana. Cambio de trabajo, de ciudad.. volvería a mi ciudad de siempre, de la que me fuí buscando mejorar mi experiencia, pero no tenía pensado volver tan pronto, tengo miedo de irme de aquí ahora que todo empieza a funcionar realmente, y perderme los resultados de un año labrándome una nueva vida. Pero al mismo tiempo, es tanto lo que dejé.. En fín, Serafín, que me parece que voy a aceptarlo. Es posible que en mayo sea el gran cambio, sólo espero que mi novio pueda venirse prontito conmigo.

¡¡¡¡Deseadme suerte!!!!

10 comentarios:

Io dijo...

Pues si, lo cierto es que da bastante miedo tener que decir adiós de nuevo a todo lo que ya te resultaba conocido y, por tanto, te hacía sentir segura. Y nadie garantiza que sea una decisión correcta. Pero la decisión hay que tomarla. Y cuanto más decidida estás a ignorar esa llamada, porque de pronto has descubierto que lo que tienes es realmente maravilloso y difícil de mejorar, que para qué te vas a mover ahora con todo el follón que supone, que casi mejor lo dejas para el año que viene, más y más aumenta el tono chillón de esa vocecita cabrona que te mordisquea la oreja y se desternilla ante tu ataque de pánico mal disimulado.
Y ahora te podría decir todo aquello de que el mundo es de los valientes, que de los cobardes nunca se escribió nada, que una pequeña revolución de vez en cuando ayuda a renovar la sangre, etc., etc., pero tú todo eso ya lo sabes, igual que sabes, que sabías desde el primer momento, que ibas a decir que si, que ese cosquilleo de adrenalina puede llegar a ser irresistible, que no puedes evitar sucumbir a la tentación de volver a salirte del camino para ver adónde lleva ese otro, porque si no lo haces nunca lo sabrás.
Se llama vivir, y puede ser apasionante. Sobre todo si tienes alma de jugadora y aceptas los retos que te van poniendo sobre la mesa. Que la suerte te acompañe. Y si no te acompaña ella se lo pierde.

Savanna dijo...

Gracias por venirte a casa.

Kurilia dijo...

¿Suerte?. ¡A ti no hace falta desearte suerte!. TU ERES la suerte, con tu alegría y tu forma de ser.
Es lógico que dudes, que no sepas qué es lo mejor, pero debes saber una cosa: lo mejor, siempre, es lo que eliges hacer.
Es muy fácil aferrarse a lo que ya conocemos, pero ¡es tan divertido hacer cosas nuevas!.
Estoy segura que, tomes la decisión que tomes, será la correcta y que te va a ir todo de maravilla, tanto si te quedas donde estás como si vuelves a cambiar.
¿Y quién te dice a ti que dentro de un año no te vuelven a llamar de Sevilla para ofrecerte algo a lo que no puedas decir que no?.........

gu dijo...

Nada nada, que teneis que veniros a cenar a mi casita, a disfrutar del peaso de jardín en veranito.

Ya quisieran los sevillanos tener el clima que tenemos aquí en verano (ala, ahí lo llevas)

Sophia dijo...

Muchas gracias por todo vuestro apoyo, hacia mucho que no me enfrentaba a una decisión tan difícil, pero con todo lo que me habéis dicho me he sentido mucho mejor. ¡¡¡¡No me creo que en dos semanitas vuelva a estar por Málaga!!!!

¡¡¡Os voy a espachurrar a abrazos!!!

Hunty dijo...

Weno, weno Sophia, al final nos hemos encontrado los dos ante un cambio de vida, el mio más inesperado que el tuyo debido a que fue por un berrinche, un berrinche que se ha ido fraguando a lo largo de más de 5 años, hasta que al final ha llegado la gota que ha colmado el vaso y me he decidido a cambiar. Solo una cosa, encantado de haberte conocido y espero seguir viendote de vez en cuando.

P.D. Espero verte en la Feria de Abril......

Fran dijo...

Yo también me alegro mucho, sobre todo por volver a ver la ilusión en tus ojos.
Me encanta que todo lo que hagas lo realices con tanta pasión.

VIRGINIA dijo...

Estoy convencida que el cambio será para mejor, en nada Fran está allí contigo, así que muchísima suerte.

jennydemalaga dijo...

Te deseo suerte.

Sophia dijo...

Muchas gracias! ya he aterrizado en Málaga, de momento todo tiene muy buena pinta y estoy muy contenta, espero que siga todo asi de bien!!